2014 XLIII Ruta de Bentejui

Boceto 1

 

                                    Libreto 43 Ruta Bentejui 2014

 

 

 

LA XLIII RUTA DE BENTEJUI

Lo que comenzó a instancias de Jesús Cantero Sarmiento en 1967 como una actividad deportiva típica del Grupo Montañero Gran Canaria, terminó hábilmente confiscada para ambientar la celebración del Gánigo de la Paz en La Fortaleza Chica de Tirajana, mereciéndole al alcalde Sánchez Araña entre otras entregas propias del franquismo la prebenda de la Medalla de Isabel la Católica.

Jesús Cantero Sarmiento sigue asistiendo a cada Ruta de Bentejuí para ilustrarnos con sus charlas sobre nuestra Historia.
Jesús Cantero Sarmiento sigue asistiendo a cada Ruta de Bentejuí para ilustrarnos con sus charlas sobre nuestra Historia.

Por esos mismos ibéricos mangoneos, con misas reivindicativas del supuesto pacífico salto indígena al renacimiento con fusión de razas incluido, se produjo un parón en lo deportivo hasta que en 1973 bajo el incansable empeño de Jesús, el Gran Canaria la reincorporó a su programa.

Pero la Ruta que se conmemoraba con ‘deportiva’ cautela política acorde con  la dictadura franquista, conllevaba un trasfondo genético que fue cuajando a medida que su esencia identitaria iba abriendo vereda.

 La realidad, es que aquella ruta de montaña que buscaba el posible camino que nuestros antepasados emprendieron tras su salida nocturna de La Fortaleza del Bentayga, incitaba a conocer los parajes por donde ellos lucharon la liberación de su tierra, y la necesidad de información fue calando. Con la búsqueda de respuestas históricas y arqueológicas  la querencia de afirmación identitaria pedía más.

En el 1977, los compañeros del Gran Canaria que venían trabajando en la consolidación de Solidaridad Canaria, recibieron la propuesta de Humberto Hernández Sosa, presidente entonces del grupo montañero, para que nos hiciéramos cargo de su continuación, con lo que La Ruta pasó de ser una actividad deportiva per se, a tener ya un carácter popular reivindicativo del derecho al conocimiento de nuestra historia y geografía dentro de un encuadre respetuoso con el rigor que merece.

La figura y gesta de Bentejuí y su gente en aquellos dolorosos momentos, es merecedora de deferencia épica, motivo de orgullo patrio y no de ser silenciada y tergiversada oficialmente ante más de veinte generaciones. La memoria histórica canaria requiere, entre otras muchas prioridades, un desagravio donde se aclare quién verdaderamente fue el último Guanarteme  y cuán honorable significado tuvo para su pueblo, su historia memorable y dignidad al elegir el desriscamiento ante la vejación de ser capturado por un enemigo de condición mercenaria y carente de la más mínima ética.  

Cuarenta y tres años son toda una vida y la ininterrumpida continuación de La Ruta es una muestra de ánimo que confirma que querer es poder. Ha quedado demostrado que el empeño es muy capaz de vencer ataques y desidias de todo género, y así esa conjugación de interés por conocer histórica y físicamente lo nuestro, ha sido capaz de llevar a las cumbres a un puñado de miles, muchos cientos de los cuales han repetido en infinidad de ocasiones, dándole a La Ruta una solera indiscutible.

La Ruta de Bentejuí es del pueblo y ha de cumplir respetuosamente la función para la que se ha ido moldeando durante tanto tiempo por varias generaciones ya. Debería continuar siendo una reivindicación seria, documentada, ajena a intentos esporádicos de ser usada como trampolín de grupúsculos que de no ser de su exclusividad, la prefieren debilitada o reventada. El que siga cumpliendo años y siendo expansión continuada de padres a hijos dependerá de todos, tanto cercanos como lejanos, y del ahínco con que se vaya apoyando y defendiendo  su continuidad como incubadora de identidad reivindicativa.

                                                                   Solidaridad Canaria

 

Tu huella, tu legado 

El café oscuro deja poso intenso.

Vecino, amigo, padre, socio, camarada, compañero… hermano…

Tu barranco, mi casa

Tu pedazo de tierra, mi libertad, mis alas

Tus tres teniques, mi lar, mi lumbre.

Tus cabras, mi leche

Tu leche, mi queso

Tu tabeje, mi requesón

Tu montaña, mi sacho

Tu cueva, mi pan, mi gofio.

 

Tus zapatos, hermano, visten muchos pies

Tu manta, hermano, abriga muchas espaldas.

Tu pobreza, mi riqueza, compañero.

Tu riqueza, un puñado de semillas que otros sembramos

Tus matos, mi fruta.

¿Dónde terminan las arrugas en tus manos y empiezan las mías?

¿Dónde acaba tu sonrisa y empieza la mía?

¿Dónde busco ahora tu consejo compañero?

En los posos, está escrito. Por favor, Rosa, haz café

Pon la cafetera que tenemos visita.

 

Cuan corto es el pasillo, de mi salón a tu cocina

Tu cocina, hermano, mis almejas a la marinera

La próxima vez, me quedarán más gustosas.

Qué pequeños estos muros para el eco de tu voz

Cuan pequeño mi pecho para tu risa.

No cierres el corra, que las cabras sabemos el camino de vuelta.

Tu hija, mi hermana, padre

Tus hijos, mis hermanos, padre.

Enciende las brasas Paco, que tenemos visita, Yo cocino.

Las pisadas de tus huellas están sembradas de millo y trigo

Que pocos tres colores para tu bandera

Las lágrimas de tus baifos riegan sus siete estrellas.

Estas ubres darán buen queso.

Ana, amasa otro pan, que hoy tenemos queso y vino.

 

Tu lucha, compañero, mi respeto

Tu tierra y mi tierra no tiene un océano por medio, el mapa miente.

La hierba crece fuerte en territorio liberado.

El estiércol en tus botas es buen guano.

Tus pajarillos, hermano, mi música. ¿oyes como cantan?

Siete de millo y siete de mezcla, cinco al comedero chico

¿ves que hermosas están las cabritas? ¡Fuerte macho este!

Teror no es tierra de ganado de rama dicen…

¡Mira, pastor, mira con orgullo, mira Alzado!

 

Ahul, hermano, descansa un rato…

Estamos aquí charlando en la cocina,

Esperando a que despiertes para hacer café.

Si tienes hambre, hay potaje para la recena.

Tranquilo, hermano, no nos vamos, tenemos licor café para charlar un rato.

Este viaje he comprado más para llenar tu armario,

Sé que te gusta que no pasemos sed.

Cierra un rato los ojos, nuestro murmullo te arropa.

Estamos aquí para escucharte “¡Hagan café, coño!”

 

A tu barranco, hermano, llegaron dos gallegos cambados

En tu barranco, hoy, miran alzados

Con orgullo tu montaña sembrada,

El pecho hinchado de compartir tu aliento

El sacho en mano, la tierra asurcada

De llamarte hermano, el corazón contento

Pues en un intre inminente

Compartiremos de nuevo, café caliente.

 

                                                                                              Ana y Ramón, tus chinijos por siempre.

http://juanglujan.wordpress.com/2014/02/11

 

1

La historia de Faustino Jesús Santana Ramírez y de su compañera de vida Regina Ahumada daría para escribir el guion de varias películas.   Un amor que superó fronteras, procesos políticos, encarcelamientos y distancias.  Jesús Santana fue un hombre comprometido con su país en los tiempos en los que el compromiso significaba peligro de muerte, tortura, encarcelamiento o exilio. Él pasó por casi todo eso…


            Faustino recibió medio centenar de postales de muchos países.  Le llamó la atención una con el mapa de Chile “qué país más grande”, y la carta de Regina fue la única a la que respondió.  Regina tenía su vida como profesora en Chile.  Pero el amor no sabe de vida sedentaria, así que decidieron casarse por poderes…  En París acababa de ocurrir el mayo Francés, gritos de la imaginación al poder mientras al sur de los Pirineos, Franco dirigía la España una grande y libre con mano de hierro, mientras los demócratas canarios se organizaban en el Movimiento Canarias Libre tras la ejecución de El Corredera.  Frente a los tiempos de silencio que se vivía en Canarias, Regina le habló a Jesús del movimiento de la Unidad Popular, de un pueblo que soñaba  una revolución alegre al servicio de los pobres.  No le costó convencerlo, y el nuevo matrimonio viajó a Chile.  Regina era una militante de la Unidad Popular y compartió la alegría de la victoria de Allende con su amor canario.  En medio de los sueños políticos nacía una familia, llegaron tres hijos: Eloy, Pancho y Carlos.  Faustino se implicó también en Chile, y militó en el Movimiento Izquierda Revolucionaria  de Chile.  Pero llegó el septiembre sangriento de 1973, los tanques patrocinados por Estados Unidos aplastaron la revolución pacífica de Allende.  Regina pagó caro su militancia en la UP, fue apresada.  Los carabineros querían machacarla y la metieron en una cárcel de hombres.  Pero Regina ya había estado antes en la prisión realizando un trabajo social con los reclusos.  Los presos la reconocieron…  Los milicos no soportaron la integración de Regina en la cárcel y la dejaron en la calle por la noche, a la hora del toque de queda.  Pero al salir, unos pescadores del pueblo de Chañaral la escondieron enb una barquilla y allí posó la noche antes de regresar a casa de su familia, donde la abuela cuidaba de sus hijos.  También detuvieron a Faustino… a un campo de concentración.

En 1974, con Franco todavía vivo, la familia Santana Ahumada regresa a Canarias.  Faustino Santana no sabía estarse quieto, no era capaz de vivir en una burbuja ajeno a los problemas sociales y la falta de libertades en su país.  Por eso entró en el Movimiento para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC).  Con 52 años podía haber pasado por su delicado corazón a sus asuntos, a criar los hijos sin complicarse la vida.  Pero no era capaz.  Algunos lo llamaban el “viejo” porque era uno de los militantes del MPAIAC con más edad, aunque su nombre de guerra fue “Guanapay”, como la montaña de Teguise.  Lo detuvieron en dos ocasiones.

La primera vez fue en 1977, lo acusaron de pertenencia a banda armada, no se le imputó ningún delito de sangre, pero los cargos por realizar propaganda independentista y tenencia de banderas de siete estrellas verdes podían salir muy caros.  Además Faustino Jesús no se estuvo parado ni en la cárcel  Participó en una huelga de hambre y un motín en Barranco Seco…

Durante la huelga de hambre Regina llegó a plantarse en la puerta de la cárcel, delante del vehículo del temido director de la prisión, y le pidió que atendiera a los presos en huelga porque peligraba su salud, algunos tuvieron que ser enviados al hospital.

  (http://elpaís.com/diario/1977/08/12/espana/240184819_850215.html)

 

… La Ley de Amnistía sirvió para dejar en la calle a los presos políticos a cambio de una amnesia colectiva que libró de sentar en el banquillo de los acusados a todos los miembros del aparato represor de la dictadura franquista.  Años después, en septiembre de 1979 volvieron a detener a Guanapay y a doce independentistas más.  Los acusaron de pertenecer a Destacamentos Armados Canarios (una escisión del MPAIAC).  Guanapay pasó cinco meses internado en la Enfermería de la cárcel de Barranco Seco porque tenía el corazón delicado (en Chile había sufrido un infarto mientras huía de la policía).  En el juicio se demostró que el arma encontrada en su casa fue consecuencia de una trampa protagonizada por un chivato de la policía.

               Preocupado por la defensa de la cultura canaria, fue miembro de la directiva de Solidaridad Canaria, siendo su tesorero entre 1979 y 1984.  Tras su retirada de la militancia política activa, sus hijos recuerdan que Faustino Santana lamentaba que la bandera de 7 estrellas verdes fuera patrimonializada por muchos de los que persiguieron a los nacionalistas durante la dictadura y el posfranquismo (con UCD), los que entienden la patria como un solar en el que se puede especular para aumentar su cuenta corriente.

"Guanapay" (enero 2014) Ejemplo de dignidad y honestidad.
“Guanapay” (enero 2014)                           Ejemplo de dignidad y honestidad.

              En la madrugada del lunes 10 de febrero, el corazón de Faustino Jesús Santana Ramírez se paró para siempre…   Sobre el cuerpo de Guanapay una bandera nacional canaria y la añepa que Solidaridad Canaria le había entregado… el pasado 9 de diciembre de 2013… Guanapay y Regina fueron dos militantes de la vida, dos seres que se sintieron comprometidos con su tiempo y con sus pueblos.  Sus nombres no los verán en los textos oficiales de la historia de Canarias y de Chile, ni en los manuales académicos que resumen la trayectoria del nacionalismo canario.  Pero la libertad que hoy tenemos tiene mucho que ver con la que no tuvieron ellos,  por eso ahora que la vamos perdiendo, en estos tiempos convulsos en los que se van aplastando los derechos por los que ellos lucharon, hace falta volver a recordar su historia de amor y lucha.  Si en este país volcánico contáramos con unos cientos de militantes dispuestos a entregarse a la batalla contra la dictablanda que vivimos con la honradez y dignidad que Guanapay y Regina combatieron la dictadura, no lo tendrían tan fácil los caciques que hoy ocupan las poltronas que amparan tanta desvergüenza y latrocinio.

Huerto escolar de Arucas
Huerto escolar de Arucas

Estimado amigo Antonio:

¡Qué cosas tiene la vida!

Mi primera Ruta de Bentejuí, la hago con usted, yo con la palabra y usted en mi mente y en la de muchos otros que, como yo, lo tenemos muy presente.

Recuerdo cómo llegó a nuestras vidas.  A la vida del Colegio Juan Zamora Sánchez y de unas madres que nos empeñábamos, contra viento y marea, en sacar adelante el huerto escolar, sin apenas tener nociones de agricultura.

Una madre-amiga en común, lo puso en “nuestras manos” y a partir de ahí, ya se convirtió en el que impartía clases a diestro y siniestro, alentaba a los niños a tocar la tierra con las manos, a plantar, a regar, a arrancar hierba…

Entusiasmó a los profesores haciendo que dejaran las aulas y se mancharan las playeras en el “huertito”, implicó a todo un centro en sus proyectos, alguno de los cuales, quedará para siempre en nuestra memoria y en la memoria de todos los que lo disfrutamos.  Le hablo de La Trilla, que al principio pareció un locura, pero que, con su tesón, se consiguió llevar a cabo y se convirtió en asombro y regocijo de propios y “extraños”.

Y allí estaba usted, hablando para la televisión y para la radio, haciendo alarde de nuestras tradiciones… ¡Era feliz!

Nuestro colegio cobró vida, otra vez… y ahí lo vimos, lo mismo arando que sembrando, podando, haciendo un quesito tierno o aventando trigo para ser trillado por la yunta.

Recuerdo Antonio, los ratitos de trabajo en el huerto, usted intentando darnos nociones básicas de agricultura para que el proyecto no se viniera abajo y nosotros siguiendo sus explicaciones entre risas y fiestas… ¡le hacíamos enfadar y nos amenazaba con suspendernos a todas…!

Pero todo se cura con un café y una buena conversación llena de anécdotas y vivencias, ¿verdad que sí?

No voy a negar que le echamos de menos, su presencia, porque lo demás, lo compartido, queda para siempre en la memoria gráfica y emocional de todos aquellos que formamos parte de su vida y usted de la nuestra.

Y puede sentirse feliz, porque supo hacer que, todo un grupo de niños, padres/madres, profesores… se implicaran en su proyecto y tuvieran deseos de seguir hacia adelante con el huerto y en definitiva con nuestras tradiciones.

Gracias Antonio, “Maestro de las lechugas”, en mi nombre, en el de su grupo de mamás pseudoagricultoras (las morongas) y en el de toda la comunidad educativa del Colegio Juan Zamora Sánchez.  Gracias.

Ruta de Bentejuí  2010
Ruta de Bentejuí 2010

Allí, en el huertito, se queda para siempre su presencia, la ranita a la que los niños del colegio llamaron, cariñosamente Antonia María, y mi dada, la de no tener claro, a pesar de todos sus esfuerzos por explicármelo, “en que parte de la higuera crecen los higos y en cuál las brevas…”.

Conchy  Peraza

Arucas,  abril 2014

Camina a saltos entre la hierba… llegó el invierno viejo… el invierno antiguo.  Llueve sin tregua; … el viento hace de las suyas entre las papas inverneras.  Llegan del Tamadite nubarrones preñados que desaparece rumbo al barranco de Guarnada…

El baifo nacido algo tardío el pasado febrero y su madre no era todo lo cariñosa que él esperaba.

Ando sobre mis miedos… los que me inculcaron… los propios… los ancestrales… los que me apuran… los que me atenazan.  Subo por la puyatas que dejaron hechas los viejos en el risco (de la vida) y jurgo como un hormiguita intentando dejar la mía (sueño humano).

De repente… el gran bloque de basalto azul… se gira en oblicuo y todo se queda en silencio de sordos… se abre la gran puerta… y al otro lado infinidad de rebaños… de cabreros… de pastores… perros… machos lanudos… todo se tiñe del color del fogal viejo.  ¿Es posible tanta paz?… ¿Tanta calma?… ¿Tanta belleza?  Y yo allí de pie ante los míos… ante la vida… ¡qué grande sentirme parte de todo esto!

Todo se desvanece cuando el baifo bela llamando a su madre que levanta la cabeza… confirma que no hay peligro y sigue a lo suyo (amarrada a una suerte de vida de cabra).

Llego a lo que creo es el final de la tosca… noto unas gotas de agua en el sombrero.  Doy un par de voces bajo la manta de agua que cae del cielo… agua purificadora de vida.

Bajo el sendero de Lomo Centeno camino de sitio seguro.

……… ha pasado un segundo…….. una hora……… una vida.  Estos lugares son como mágicos….  Chiquita locura.

Afur…  Marzo de 2014

De parte de Valentín el nuestro

 

LLAMAMIENTO A LOS PARTICIPANTES

XLIII RUTA DE BENTEJUI

Desde hace treinta y cinco años, venimos incluyendo anual e  ininterrumpidamente un llamamiento al personal que acude a la Ruta. En él recordamos que abrir un camino que nos acerque a lo nuestro, siempre ha sido largo y costoso, que la Ruta de Bentejuí no sólo nos coloca frente a una naturaleza que puede ser dura, con bajadas peligrosas en las que hay que extremar nuestra solidaridad para con quienes nos acompañan por primera vez, sino también con el trabajo nacional de tantos que año tras año, paso a paso, Ruta a Ruta,  han ido descubriendo trozos de nuestra historia, de nosotros mismos, dando luz a una identidad colonialmente apagada por la que luchar.

Por estas fechas se nos pone de manifiesto una vez más la ausencia de colaboración institucional que es una vía rompedora como lo es también la mucho más grave, por venir de personal supuestamente ‘cercano’, que siembra ardides y mañas ausentes de dignidad y respeto cuando no les funciona el  “quítate tu p’a … ”

Al llamamiento de este año por el cuido de la buena marcha de La Ruta le añadimos la recomendación, mientras andamos las patrimoniales veredas por las que anduvieron nuestros ancestros y sus ganados,  de que meditemos profundamente  en la necesidad de involucrarnos en la brega de soluciones con que parar la destrucción de nuestra patria.

Reiteramos la necesidad de hacer pella en defensa del ganado guanil que está siendo masacrado en nuestros riscos cumbreros y sobre la necesidad de informarnos e informar que:

A la enorme explotación económica que sufre el Archipiélago como mercado cautivo de 13.497.564 pernoctaciones hoteleras anuales + 1.500.000 de población nativa y 400.000 de foráneos fijos (interinos), hemos de añadir la conversión de las islas en inadmisible ‘cabeza de playa’, “vanguardia” de militar agresión que aleja 1.400 km. de la Península Ibérica, la frontera de guerra. 

Según la prensa española, el jefe del Mando de Canarias, Martín Villalón aseguró el pasado 6 de enero, que:

·       “las tropas isleñas deben consolidar su papel predominante en África”  y reivindicó que,

·        el Archipiélago es básico como “vanguardia” ante “posibles intervenciones en ambiente desértico”

El Archipiélago canario se ha convertido en gran base militar destinado a la recolonización en curso del continente y como “frontera avanzada en el continente africano”.



·       La isla de Fuerteventura viene sufriendo una creciente remilitarización de “interés para la defensa nacional” como base de operaciones especiales destinada a las intervenciones en África.



·       El Aeropuerto de Gando y el Puerto de la Luz y de Las Palmas, en Gran Canaria,han sido convertidos en las principales bases logísticas.

·       Militares formados en Canarias llevan más de un año preparándose para participar en la ocupación de Mali.

·       Una nueva cárcel para 5.000 prisioneros ha sido construida ilegalmente en Gran Canaria. Podría ser una New Guantánamo.

 

Solidaridad Canaria

 

1983 XII Ruta de Bentejuí (Fotos)

01   02

 

Salida desde el Atis Tirma

  03                   04

05

En el “Bentayga”

06              07

08         09

10      29

12       13

 

Camino del Nublo

14          15

16                 17    18                         1920

 

22   21

A descansar en la Cumbre

23    24

25  26

27  28

Hacia  Tirajana

31                         30  32

33                            34              35

36                           37        38

39                      40

41                         42